FACEBOOK TAMBIÉN RECOGE TUS DATOS INCLUSO CUANDO NO USAS LA RED SOCIAL

miércoles, 18 de abril de 2018

Enviar
print this page


Facebook recoge datos los usuarios activos de la red social, pero también de aquellos que no tienen cuenta. Esta es la información que reciben de ti.

¿Crees que es suficiente con cerrar tu sesión de Facebook para que esta red social no sepa lo que haces en Internet? ¿Eres de los que ha borrado su cuenta para evitar dejar huellas de cada paso que das? Pues tenemos una mala noticia: Facebook sigue recogiendo tus datos aunque cierres sesión o no tengas cuenta en esta red social. Y no solo los recoge, sino que los utiliza.

Está siendo un momento duro para Facebook, pero también para todos los usuarios que han confiado su privacidad a esta red social. El caso de Cambridge Analytica y los 87 millones de usuarios de los que se robó información han puesto al responsable de Facebook, Mark Zuckerberg, contra las cuerdas. Y también en tela de juicio la seguridad y privacidad de la red social. Tanto es así que se han visto obligados a informar de forma detallada de la información que pasa por sus servidores. Algo que han demostrado ante los senadores de Estados Unidos, país donde está situada la compañía. Y que ahora también explica al público con una serie de publicaciones oficiales donde informa de todo lo que hace con nuestros datos, incluso si no somos usuarios de Facebook. Porque sí, también recoge datos de quienes no tienen cuenta en esta red social. Esto es lo que hace con ellos.

DÓNDE ESTÁ PRESENTE FACEBOOK

Lo primero que hay que saber es que tanto Facebook como otras muchas compañías (Twitter, Google, Amazon…) usan sus botones en otras páginas web y aplicaciones para compartir contenidos de forma sencilla en sus redes sociales o plataformas. Pues bien, todos estos elementos recogen información del usuario. Así que cada vez que veas un Me Gusta o un botón Compartir de Facebook, la compañía estará presente y tus acciones quedarán registradas. Lo mismo ocurre, pero de forma más evidente, cuando hay un menú para logearte o iniciar sesión en la red social. Además, Facebook cuenta con servicios analíticos que ayudan a otras aplicaciones y páginas web a conocer la actividad de sus usuarios, o a mostrar publicidad de los anunciantes de Facebook.

Lo más llamativo es que esto ocurre tanto si eres usuario activo de Facebook como si no tienes cuenta en la red social. Facebook se escuda en que las páginas web y aplicaciones con sus servicios no saben si tienes esta cuenta o no, y ante la duda envían toda la información a Facebook.


Cualquiera de estos elementos y otros plugins o añadidos que dan sociabilidad (algún tipo de servicio relacionado con Facebook) a las páginas web miden los impactos del usuario. Es decir, recogen datos de uso, y también de sus perfiles en caso de que sean usuarios activos de la red social. Que si has llegado hasta aquí y encima has interactuado con alguno de estos botones o pantallas de login ya estás perdido o perdida, vaya. Tengas o no cuenta en Facebook.

QUÉ INFORMACIÓN RECOPILA FACEBOOK

El objetivo de recoger toda esta información, según Facebook, es hacer el contenido y la publicidad mejor y más adecuada para cada usuario. Claro que si otra empresa que colabore o gestione parte de esta información acaba vendiendo tus datos (caso de Cambridge Analytica), la cosa se pone algo más tensa.

Cuando llegas a una página web con alguno de estos contenidos mencionados, tu navegador de Internet envía datos como tu dirección IP, el sistema operativo del aparato desde el que estás navegando (Android, iOS, Windows, Mac…), el propio navegador que estás usando y también las famosas cookies (aquí hay muchos datos sobre el uso y el usuario) que registran si es o no la primera vez que visitas esta web. Hasta aquí nada fuera de lo normal, ya que son los requisitos de Internet para mostrar una página web media de forma correcta a cualquier usuario. Sin embargo, has de saber que todos estos datos llegan tanto al servidor de la página web como a Facebook, si cuenta con alguno de los servicios antes comentados.

Eso sí, Facebook también recopila información de la página web que estás visitando o de la aplicación con servicios sociales de Facebook que estás usando. Algo necesario, según Facebook, para saber cuándo ofrecer sus servicios cuando visitas estas páginas y aplicaciones.

CÓMO USA FACEBOOK TODA ESTA INFORMACIÓN
Facebook tiene tres objetivos principales con esta información, según sus afirmaciones: ofrecer servicios sociales a estas páginas web y aplicaciones, mejorar sus propios servicios y productos y, además, mejorar la seguridad de Facebook (algo en lo que han fallado según el propio Zuckerberg). Lo desarrollamos un poco mejor a continuación:

Los datos técnicos como la dirección IP sirven para llevar el botón Me Gusta hasta el usuario en su idioma, así como para saber si se ha logeado o registrado previamente gracias a las cookies. Estas cookies también saben datos demográficos como la edad o el sexo de los usuarios que están visitando la página o usando la aplicación que usa los servicios de Facebook. Por supuesto, Facebook aprovecha toda esta información para mostrar publicidad acorde a cada usuario.

En cuanto a la seguridad, algunos datos recogidos por las cookies que acaban en los servidores de Facebook ayudan a entender si algún usuario está haciendo un uso indebido. Usar tus claves para acceder a Facebook con una IP de un lugar diferente a tu casa (robar tu cuenta), por ejemplo, puede ser detectado con este intercambio de información. Al igual que descubrir bots en navegadores que visitan una misma página web cientos de veces en unos pocos segundos. Algo que ayuda a frenar ataques y otras prácticas maliciosas.

Por último, Facebook busca mejorar sus servicios y su publicidad al detectar que, por ejemplo, un usuario consulta muchas páginas web de deportes, ofreciendo publicidad relacionada con esa temática. O incluso historias y publicaciones de ese tipo en su muro. La cuestión es que, al parecer, todos estos datos también quedan recogidos aunque no uses la red social.

QUÉ HACER

Según la información de Facebook, los usuarios de su red social pueden personalizar qué ver y qué no ver en sus muros. Si una publicación de un tema concreto no es de tu agrado, puedes pasarte por los ajustes para dejar de verla. Claro que esto no asegura tus datos recogidos por las cookies y compartidos con Facebook.

Básicamente esto quiere decir que no hay poder para evitar que datos como nuestra dirección IP, el navegador o la plataforma que usamos, así como la información de las cookies de ciertas páginas web sean enviados a Facebook. Y lo más grave de todo, este proceso ocurre aunque hayas eliminado tu cuenta de Facebook.

FUENTEtuexperto
Comparte:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deja tus dudas o recomendaciones por aquí.

Addthis

 
Design by Herdiansyah Hamzah | Published by Borneo Templates | Powered by Blogger.com. Traducido al español por Blogarizate
© Copyright 2011-2013 Blogarizate Todos los derechos reservados.