Se debe sondear la web para investigar

lunes, 3 de junio de 2013

Enviar
print this page

Internet es un paraíso de recursos infinitos. Quien necesita alguna información acude a la web sin titubeos porque sabe que ahí se encuentra lo que sea. De hecho, los investigadores y científicos se apoyan en estas herramientas para desarrollar sus trabajos. Más allá de Google, ellos se adentran en los mares profundos de la web para hallar lo que parece invisible.

Jimmy Castillo, investigador y profesor de la Escuela de Química de la Universidad Central de Venezuela –que ganó hace poco el premio Lorenzo Mendoza Fleury de la Fundación Empresas Polar– considera que Internet es esencial en el trabajo científico. Él, por ejemplo, la usa para buscar información, actualizar bibliografía y organizar las referencias. “Para mí, este es uno de los desarrollos más importantes de la humanidad”, dice.

Justamente para fomentar el buen uso de la web en las investigaciones científicas, Masun Nabhan Homsi, profesora del Departamento de Computación y Tecnología de la Información de la Universidad Simón Bolívar, dicta un taller sobre el tema, que culminará el 6 de junio. La especialista señala que la web visible, la de los buscadores convencionales, generalmente arroja información de poca calidad. Señala que por eso hay que buscar en lo invisible, en la web profunda.

Dice además que estos recursos se encuentran en las bases de datos de revistas científicas, que pueden ser gratuitas o por suscripción. Una de las que cuenta con acceso público es Directory of Open Access Journals. “Esta base es de muy buena calidad y contiene muchas revistas de varios países. Esta información no se encuentra en los motores de búsqueda tradicionales”, señala.

También se pueden hallar resultados valiosos en los repositorios de investigación de las universidades que, entre otras cosas, contienen las tesis y trabajos científicos de estudiantes y profesores. Para no perder demasiado tiempo en las páginas web de cada institución, hay un recurso que recomienda Homsi: OpenDoar, o Directory of Open Access Repositories. Se trata de un directorio de repositorios, que permite encontrar información de instituciones de varios países.

En esta página se puede seleccionar el país –hay 14 repositorios venezolanos registrados–, el área de estudio, el lenguaje, el tipo de repositorio. “Si un investigador sabe que lo que investiga se desarrolla en Japón, puede entrar directamente en esa base de datos. También tiene la opción de colocar una palabra clave en el buscador y hallar lo que desea en cualquier repositorio”, indica la especialista.

Castillo también recomienda Science Direct, un sitio web en el que se consiguen los resúmenes de trabajos de investigación. Para leer el documento completo se debe pagar una suscripción. Señala también que existe Mendeley, una página web de acceso público en la que se encuentran artículos científicos, y también se puede descargar un programa para organizar los documentos y citar más fácilmente las referencias.

Otra herramienta útil, dice Castillo, es Research Gate, una especie de comunidad científica virtual. Luego de registrarse es posible encontrar información y, lo más interesante, participar en foros con investigadores de otras partes del mundo.

Estrategias visibles. Que existan estos recursos para investigadores no quiere decir que se deban rechazar los buscadores convencionales, los que se quedan en la superficie. Homsi señala que hay estrategias para aprovecharlos. Una de ellas es utilizar adecuadamente las palabras clave, excluir las preposiciones y artículos, y usar los operadores booleanos (and, or, not, el signo más y el signo menos).

Del mismo modo se pueden usar las opciones de búsqueda para restringir los documentos de acuerdo con el tipo de archivo o la fecha de publicación. Otro consejo es utilizar la página Clusty, un buscador que agrupa los resultados en mapas. Por ejemplo, si se escribe la palabra Caracas, se despliega una lista de categorías como hoteles, cursos, alcaldías, universidades y otras. Al hacer clic en una de ellas, se pueden ver los links como en Google. También hay listados que discriminan las páginas por fuente, tipo de sitio web y fecha de publicación.

Las alertas y los RSS también son buenas herramientas para facilitar la investigación. Lo importante en cualquier caso, señalan Castillo y Homsi, es desarrollar los criterios para garantizar que la información sea confiable.

En la web
Fuente: El Nacional
Comparte:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deja tus dudas o recomendaciones por aquí.

Addthis

 
Design by Herdiansyah Hamzah | Published by Borneo Templates | Powered by Blogger.com. Traducido al español por Blogarizate
© Copyright 2011-2013 Blogarizate Todos los derechos reservados.