El riesgo de escribir barbaridades en las redes sociales

viernes, 17 de mayo de 2013

Enviar
print this page
Los casos de internautas imprudentes que han sido cazados por las autoridades policiales por escribir auténticas barbaridades -muchas veces claramente delictivas- en internet se suceden asiduamente desde el mismo nacimiento de las redes sociales, con especial relevancia en el caso de Facebook y de Twitter. Es la cara más oscura del fenómeno, aunque también es una vía que permite parar a tiempo a personas que muestran conductas violentas.

El último caso es el del internauta que pidió en Facebook que la banda terrorista ETA hiciera estallar cien kilos de explosivos en el Palacio de La Zarzuela e insultó de forma repetida a los miembros de la Familia Real. Ayer estaba prevista la celebración de su juicio en la Audiencia Nacional por enaltecimiento del terrorismo, pero el acusado no se presentó. Por eso, la Fiscalía ha solicitado al tribunal que ordene su busca y captura.

En su escrito de acusación, la Fiscalía solicita que el acusado, de origen catalán, sea condenado a un año de cárcel por un delito de enaltecimiento del terrorismo, al entender que sus mensajes constituían «una loa a la organización terrorista ETA y al empleo de la violencia terrorista».

En dos comentarios publicados los días 3 y 4 de enero de 2012, el acusado insultaba a los miembros de la Familia Real y les llamaba «delincuentes» y «energúmenos», entre otros epítetos, a lo que añadía: «Ojalá los de ETA os pusieran más bombas, pandilla de gilipollas, viva ETA y el terrorismo». A estas palabras adjuntó un fotomontaje en el que aparecían imágenes del Monarca y su familia y del Palacio de La Zarzuela con otras en las que se podían observar explosiones

También en Twitter
Escándalos de este tipo también se han producido en Twitter, como el sonado caso del exresponsable de New Media del Real Madrid que llegó a pedir desde su cuenta el exterminio «uno por uno» de los sindicalistas de UGT y Comisiones Obreras que habían participado en la huelga general del 29 de marzo.

Los sindicalistas eran el objetivo preferido de sus iras: «Hoy sería un buen día para empezar #miguerramundial y cargarme a todos los maleantes que quedan en sus casas», aseguraba el día de la huelga. Incluso llegó a utilizar la etiqueta #miguerramundial y afirmaba que «Es hora de salir a la calle a destruir el mundo».

En ese caso, el asunto no llegó a los tribunales, aunque los sindicatos si dijeron que estudiarían la posibilidad. La cosa se resolvió con la divulgación periodística y su fulminante destitución de sus responsabilidades en el club blanco y con la petición de perdón: «Pido disculpas por mis comentarios desafortunados q no reflejan ni mi manera de pensar ni mi sentir. Estoy en contra de todo tipo de violencia».

Fuente: ABC
Comparte:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deja tus dudas o recomendaciones por aquí.

Addthis

 
Design by Herdiansyah Hamzah | Published by Borneo Templates | Powered by Blogger.com. Traducido al español por Blogarizate
© Copyright 2011-2013 Blogarizate Todos los derechos reservados.