Río Cuarto: abuelas usan Internet y ya diseñan páginas web

domingo, 23 de diciembre de 2012

Enviar
print this page
Tiempo libre aprovechado. “Acá no se teje más, somos abuelas cibernéticas”, dicen las mujeres del taller de computación de la UNRC (La Voz).
Tiempo libre aprovechado. “Acá no se teje más, somos abuelas cibernéticas”, dicen las mujeres del taller de computación de la UNRC (La Voz).
Como prueba de que la edad no es impedimento para dominar la computación, integrantes del Programa de Adultos Mayores (Peam) que ofrece en esta ciudad la Universidad Nacional de Río Cuarto no sólo aprendieron sobre informática e Internet sino que hasta construyeron sitios web para organizaciones sociales.

“Acá no se teje más, somos abuelas cibernéticas”, bromea un grupo de alumnas de Mauricio Boarini, profesor del taller de computación del Peam. Ellas acaban de desarrollar páginas web para la colectividad boliviana en Río Cuarto, el comedor solidario Ilusiones, el taller El Hormiguero, y el Centro Educativo Nicolás Avellaneda.

“Cuando me jubilé no sabía qué hacer con mi vida, ahora estoy muy feliz. Este año se nos abrió la mente al ver cómo se llega a levantar un sitio en Internet desde cero, desde contratar el hosting hasta cómo utilizar diferentes programas. Fue muy gratificante”, testimonia Amanda Valentinuzzi.


Esther Natali acota: “Una crió hijos, tiene nietos, y llega un punto en que está como recalculando... ¿ahora qué hago? Empecé por tener un mail y la curiosidad me fue llevando, la computación me atrapó. Hicimos la página de un colegio, con entrevistas, fotos... Cuando nuestros hijos abrieron el sitio no lo podían creer”.

Gloria Croatto asiente: “Antes pensaba para qué la computación, y ahora me siento realizada. Accedemos a las noticias al día, aprendemos a mandar mensajes, fotos, aprendimos a hacer un Power Point y también páginas web. Lo que queramos saber lo buscamos en la computadora”.

Elbia Suárez es otra muestra de que la brecha digital se acorta con la tercera edad: “Antes las abuelas tenían que saber todo. Ahora cuando mi hija me pregunta cómo sacar las manchas de los vestiditos de las nenas, pongo en Google: cómo sacar manchas de...”, cuenta.

“No importa la edad, uno hasta la muerte tiene que hacer cosas, estudiar o perfeccionarse. Por un lado, por las telarañas del Alzheimer, y por otro lado, porque te mantiene viva”, reflexiona María Magdalena Puia.

Los integrantes del Peam hicieron sus primeras experiencias en un sitio propio: www.libreedad.net.

Las organizaciones sociales que pasaron a tener un sitio en Internet agradecieron a las abuelas.

Por caso, Natalia Ángel, integrante del comedor Ilusiones, valoró: “Nos ayuda mucho tener un sitio, para nuestro reconocimiento, para conseguir más cosas para los chicos, ya que no tenemos apoyo gubernamental y los niños necesitan de todo”.

Félix Gutiérrez, presidente de la colectividad boliviana en Río Cuarto, se mostró agradecido: “Es muy importante. Ellas han puesto un esfuerzo enorme, fue un reto generacional, han tenido que caminar muchos para tener imágenes e información de nuestra comunidad. Ahora es un reto para nosotros actualizar esta página pero sabemos que nos van a ayudar”.

El Peam dicta talleres y cursos gratuitos, desde hace 20 años, a adultos mayores (de más de 50 años). No entrega título, pero sí la posibilidad abierta a cualquiera de aprender algo que siempre quiso, sin requisitos más que la propia voluntad. Participan unas 1.800 personas en 80 talleres.

Fuente original: La Voz
Comparte:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deja tus dudas o recomendaciones por aquí.

Addthis

 
Design by Herdiansyah Hamzah | Published by Borneo Templates | Powered by Blogger.com. Traducido al español por Blogarizate
© Copyright 2011-2013 Blogarizate Todos los derechos reservados.